Adultos



Días anteriores

  1. Libro Fuentes de Vida

    Tu devoción a Cristo

    «Aconteció que, yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra» (Lucas 10: 38, 39).


  2. Libro Las oraciones más poderosas de la Biblia

    Oración de confesión - III

    Pequé contra Jehová. 2 Samuel 12:13


  3. Libro Fuentes de Vida

    Crecer en Cristo como crece un niño

    «Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación» (1 Pedro 2: 2).


  4. Libro Las oraciones más poderosas de la Biblia

    Oración de confesión - I

    Pequé contra Jehová. 2 Samuel 12:13. 


  5. Libro Fuentes de Vida

    Crecer con Cristo como crece un árbol

    «Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo» (Salmos 1: 3).


  6. Libro Las oraciones más poderosas de la Biblia

    Oración de confesión - I

    Pequé contra Jehová. 2 Samuel 12:13


  7. Libro Fuentes de Vida

    Las prioridades del creyente

    «Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: “¡Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios!” [...] "Pues os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados gustará mi cena”» (Lucas 14: 15, 24).


  8. Libro Las oraciones más poderosas de la Biblia

    Oración retributiva

    Vive Jehová, que el que tal hizo es digno muerte. Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia. 2 Samuel 12:5, 6.


  9. Libro Fuentes de Vida

    Lo más preciado para Jesús

    «Puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos» (Hebreos 7: 25).


  10. Libro Las oraciones más poderosas de la Biblia

    Oración de gratitud

    ¿Y qué más puede añadir David hablando contigo? Pues tú conoces a tu siervo, Señor Jehová. Todas estas grandezas has hecho por tu palabra y conforme a tu corazón, haciéndolas saber a tu siervo. 2 Samuel 70: 20,21.